año nuevo, Sin categoría

FIN DE AÑO. Madres e hijos. Temblores. Gratitud.

Me he venido acostumbrando a que inevitablemente me ponga nostálgico en esta fecha; por lo que he decidido asumirlo y aprovecharlo.

Miramos sobre todo, lo que hemos perdido, sin darnos cuenta que esa precisa ocasión significa que estamos vivos.

Este año, amigos queridos perdieron a sus madres y madres muy queridas perdieron a sus hijos. Lo primero que parece algo natural, representa el mayor de mis miedos, no puedo ni quiero imaginar vivir esa tristeza, nada resulta suficiente para decirles que lamento mucho sus pérdidas y que mientras tenga a la mía, al menos los próximos 100 años, mi mamá puede ser su mamá todas las veces que la necesiten.

Para mis queridas amigas que experimentaron las enfermedades o, tristemente, la pérdida de sus hijos, no hay palabras, solo abrazos, abrazos y abrazos.

Para quienes tienen la fortuna de gozar con salud de su vida y de sus familias, les recuerdo que lo de más es lo de menos, que los llevo en mi corazón aunque no nos veamos en persona.

Comienza pues la mayoría de edad del siglo XXI, como buen jovenzuelo, nuestro querido siglo esta madurando, ya está en edad para perder la inocencia (sospecho que eso ya pasó), para votar, ¿por quién lo hará?, de escoger carrera, ¿cuál será?, el siglo 21 está listo para emanciparse, la idea es que nos dure 100 años, que ha sido la tradición de sus antecesores, aunque ahora entre lo que le hemos hecho a la madre naturaleza, Trump, el norcoreano y lo que vaya saliendo, nuestro siglo puede acabar prematuramente. Es una realidad.

2017 nos planteo a millones de mexicanos una gran interrogante, ¿vale la pena? Porque después de los temblores de septiembre, muchos de quienes los padecimos nos hicimos esa pregunta sobre la vida que llevamos, opción para la crisis, desde luego, pero también para la oportunidad, para hacer que valga la pena, a cada instante y en cada experiencia. Desde luego que de la traumática experiencia, me queda la valentía y la solidaridad de tantos mexicanos que son y serán los héroes del 17.

Recientemente le planteé a una amiga en crisis una propuesta para entender su vida, analizarla, planearla y aprovecharla, cómo se recordaba hace diez años, cómo se concibe ahora y cómo se ve dentro de 10 años; al parecer funcionó, por eso creo que los propósitos de año nuevo deben ser herramientas de largo plazo que deban convertirse en hábitos, (pueden recurrir al hakuna al respecto, https://hakunamatata.guru/2017/10/13/virtudes/).

Mi experiencia en el gobierno federal termina con el año, 2 grandes dependencias y sectores, CONAGUA y la SEP, lo que no hubiera sido posible si originalmente el Licenciado Enrique Peña Nieto fuera electo presidente, mi gratitud para él y para quienes confiaron en mi, poniendo en mis manos grandes responsabilidades que fueron mi motivación y oportunidad de servir a nuestro querido México.

Anuncios
Estándar