Sin categoría

LOS NIÑOS QUE LLEGAN ANTES

Boda

10 de abril del 2019.

La vida, concebida en amor, planeada o inesperada, pero en amor, siempre es bienvenida, causa felicidad, regocijo, nos da motivos para creer en nuestra especie, para renovar la fe en nosotros mismos, para pensar que podemos hacerlo mejor.

Los bebes, desde sus primeros días, todavía en el vientre materno, son alegría, esperanza y entusiasmo, esperarlos es apenas un ejercicio de la paciencia que habrán de desarrollar los padres el resto de sus vidas, niña o niño, el futuro recién nacido se desprenderá de un ser para emprender sólo su propio viaje, para ser el protagonista de su historia, siendo el clímax de la de sus padres, nacer, apenas es el comienzo de la suya.

Casi nunca los esperamos 9 meses, poquito menos, lo único sobre lo que podemos tener algo de certeza es su llegada, pero ¿qué pasa cuándo se adelantan? Hay muchas explicaciones a cada caso particular, a mi, me gusta pensar que los niños que nacen antes, no son prematuros, sino impacientes, por empezar, con esa intensidad, deberá marcarse entonces el ritmo de su vida. Así nació Ferrán Cabañas Sunyol, el benjamín de mis queridos Joe y Paola.

 

Ferrán, llegaste antes, pero ya te esperábamos, fuiste la sorpresa que llegó por sorpresa, “viene a arreglar el mundo, pero al verlo tan descompuesto, no quiso esperarse más”, o algo así le dije a tu mamá, que es el ser humano más extraordinario que te tocará conocer, incondicionalmente te amará y dará siempre la vida por ti, es tu aval, tu conjuro y tu resguardo, aprovéchala, cuídala y amala.

Tu papá es y será tu ejemplo, no habrá persona en el mundo que tenga más fe en ti, para él no habrá niño más guapo, bueno e inteligente que tú, el te va a enseñar muchas cosas y también, tú solito, vas a aprender muchas más con tan solo verlo, oírlo, acompañarlo, vas a saber de trabajo, devoción y entrega, aprenderás de sacrificio y de la alegría que nos brinda a los hombres, proteger a nuestras familias.

Vas a tener muchos amigos, pero Dios ya te equipó con la mejor desde ahorita, se llama Fernanda y le puedes decir hermana, cómplice, maestra y guía, lleva un rato más aquí, quiérela y admírala, te hará la vida más fácil.

Ya tienes un gran equipo, abuelos que te contarán historias, que te darán todo su amor, con tan solo una mirada, ya lo sentirás; tíos sabios, locos, aventureros, tías cariñosas y educadas, primas y primos para todos los gustos y terrenos; y si, también estamos los amigos de tus papás, somos esos viejitos que no vas a identificar siempre, pero también aquí estamos mi niño, para ti y lo que se ofrezca.

Ya que estás acá, no olvides probar los dulces, ver los paisajes, escuchar el canto de los pájaros, maravillarte con las mariposas y los insectos, aprender mucho, caminar, nadar, jugar, tener un perro, rasparte las rodillas, perderte, encontrarte y aprovechar cada latido de tu corazón, que es un regalo de Dios y una enorme satisfacción para todos.

Estándar