año nuevo, Sin categoría

FIN DE AÑO. Madres e hijos. Temblores. Gratitud.

Me he venido acostumbrando a que inevitablemente me ponga nostálgico en esta fecha; por lo que he decidido asumirlo y aprovecharlo.

Miramos sobre todo, lo que hemos perdido, sin darnos cuenta que esa precisa ocasión significa que estamos vivos.

Este año, amigos queridos perdieron a sus madres y madres muy queridas perdieron a sus hijos. Lo primero que parece algo natural, representa el mayor de mis miedos, no puedo ni quiero imaginar vivir esa tristeza, nada resulta suficiente para decirles que lamento mucho sus pérdidas y que mientras tenga a la mía, al menos los próximos 100 años, mi mamá puede ser su mamá todas las veces que la necesiten.

Para mis queridas amigas que experimentaron las enfermedades o, tristemente, la pérdida de sus hijos, no hay palabras, solo abrazos, abrazos y abrazos.

Para quienes tienen la fortuna de gozar con salud de su vida y de sus familias, les recuerdo que lo de más es lo de menos, que los llevo en mi corazón aunque no nos veamos en persona.

Comienza pues la mayoría de edad del siglo XXI, como buen jovenzuelo, nuestro querido siglo esta madurando, ya está en edad para perder la inocencia (sospecho que eso ya pasó), para votar, ¿por quién lo hará?, de escoger carrera, ¿cuál será?, el siglo 21 está listo para emanciparse, la idea es que nos dure 100 años, que ha sido la tradición de sus antecesores, aunque ahora entre lo que le hemos hecho a la madre naturaleza, Trump, el norcoreano y lo que vaya saliendo, nuestro siglo puede acabar prematuramente. Es una realidad.

2017 nos planteo a millones de mexicanos una gran interrogante, ¿vale la pena? Porque después de los temblores de septiembre, muchos de quienes los padecimos nos hicimos esa pregunta sobre la vida que llevamos, opción para la crisis, desde luego, pero también para la oportunidad, para hacer que valga la pena, a cada instante y en cada experiencia. Desde luego que de la traumática experiencia, me queda la valentía y la solidaridad de tantos mexicanos que son y serán los héroes del 17.

Recientemente le planteé a una amiga en crisis una propuesta para entender su vida, analizarla, planearla y aprovecharla, cómo se recordaba hace diez años, cómo se concibe ahora y cómo se ve dentro de 10 años; al parecer funcionó, por eso creo que los propósitos de año nuevo deben ser herramientas de largo plazo que deban convertirse en hábitos, (pueden recurrir al hakuna al respecto, https://hakunamatata.guru/2017/10/13/virtudes/).

Mi experiencia en el gobierno federal termina con el año, 2 grandes dependencias y sectores, CONAGUA y la SEP, lo que no hubiera sido posible si originalmente el Licenciado Enrique Peña Nieto fuera electo presidente, mi gratitud para él y para quienes confiaron en mi, poniendo en mis manos grandes responsabilidades que fueron mi motivación y oportunidad de servir a nuestro querido México.

Anuncios
Estándar
cumpleaños, series, Sin categoría

Alguien como yo. 40 AÑOS

(Lectura recomendada escuchando el disco “VIVE” de Napoleón y tomando una copita de un buen single malt)

He sido muchas cosas, nací siendo ya algunas muy importantes que sigo siendo a la fecha, por ello las considero fundamentales, nací siendo hombre, hijo de mis papás y mexicano.

Lo primero es una condición natural que se tiene que volver concepto con el tiempo, “es todo un hombre”, aunque a veces el pánico escénico y el frío no nos permitan probarlo. Hombre, dice mi papá: “El hombre es la medida de sus aspiraciones; puede lograr lo que sea a condición de quererlo, pues la voluntad es acero que debe forjarse en la llama viva del entendimiento, fraguarse con sentimiento y pulirse con la razón”.

Ser hijo de mis papás es una condición de amor, soy su milagrote de la vida, solo ellos me ven perfecto, han hecho hasta lo imposible por darme todo, cuenta de ello dan mi sillón verde, mi educación, mis oportunidades, mi entorno, vaya, la vida misma. A través de ellos fui nieto, ahijado, soy hermano, sobrino, tengo un nombre y un prestigio que cuidar y honrar. Los amo.

Ser mexicano, es una fortuna, una bendición, es mi casta, mi insignia, es lo que me hace sentirme parte de algo más grande, lo que me hace sentirme orgulloso de una medalla o un concurso que no gané ni ganaría en mil años, pero que siento mía porque la ha ganado un paisano, lo que me haría ir a la guerra por una solo causa, la misma por la que me duelen tantas cosas sin sentido que nos pasan, porque amo a México.

Así, sin grandes dramas ni aspavientos me dispongo a darle la vuelta a la página, agradecido, sano, satisfecho y feliz, de que los años vividos hasta hoy han tenido un poco de todo y un mucho de mi.

Cómo si llegara al fin de un capítulo, el número 40 de la serie de mi vida, imagino que así serían los créditos:

Ramon Jamón, Felipe la lombriz, Lupita, el hijo de don Sergio, en el kínder;

Juanito, Charly, Edgar, Israel, las kikis, Marimar I, Juan Manuel, Lalo, Daniel, Mayra, Oscar, Roberto, Hector Ahuitzol, Alma, en la primaria;

Paola y el Roy, desde la secundaria y por siempre, el timo, el lobito los gemelos Lalo y Memo, Puerco Lolo, López Portillo, El Púas, Alex, Jorge, Toño, Orlando, Jacob, Ricardo, Pablo, Aron, Daniel, Fer, Barbara, Carmen, Marcela, Sofía, Paty, Alejandra, Betsy y Benjamín en la secundaria;

Samy, el Caimán, Adriana, Darmin, los Dueñas, Juanito Maccise, en la Morelos, Araceli, Jorgito su cuñado, Gerardo, Los Mochis, Froylan, Chore, Cone, Rodolfo, Marilú, Paco, Chivis, la esposa de chore, Emma, Alma, Claudia, (Q), Tanya, Paola, Julio, Paola F., Elsa, Hugo S. Mi primer maestro en artes ocultas y mi compadre para toda la vida Jesús, en la Prepa;

Lalo, Charly, George, Alex, Chispa, Omar, los hermanos Gómez, Poli, JuanCa, Ramón, sus hijos, Emeraldo y todo el equipo de “Harinera” o Alemania, campeón del Club Toluca, desde la juvenil hasta la segunda fuerza.

Mis alumnos de oratoria de la Isidro Fabela, todos campeones, todos estupendos hombres, particularmente mi primo Enrique y mi amigo para toda la vida, el abogado con voz de orador, Miguel Cruz Muciño.

Marimar II, Fer, Honda, Beto, Sierra (qepd), Mayra, en la UAEMEX, El Cotorro, Los Bardales, Rick, Leo, Edmond, Juan Carlos, Ahoyama, Fede, Kim, Vanesa, Lorenza, en la Uni.

Raúl y su banda; su hermano Miled (qepd), sus hermanas, Gaby, Mary, Elizabeth y Claudia en el radio, junto con Chava, Alejandro Fernández desnutrido (Alias Jorgito Quiroz), señor cara de papa, Fer Dávila, Yola Díaz, Nestor, Sarahaydee, Nazime, Karla o Alexa, Katya, que aunque la conocí en la prepa nos hicimos amigos detrás del micrófono. Charo y toda la banda de los programas de la juventud.

Fer Olimón, Fausto, El Tino, el Gabo, Daniel Lara, el comandante Reza, los Abaid, Torres, la señora Jazmín, el señor Jardón, Paty, Jorgito, Checo y Vic, Ramón, Carlotes Estrada y la famosa inombrable de los rumbos de San Lorenzo, en México Nuevo.

Los socios de certeza, Felipe, Victor, los Chavarria, Carballo, Abel, Luis Rodolfo; los que nos sucedieron, Parrita y compañía y los que le siguieron, Miguel, los Alex y compañía.

Cid, Galván, Sigis, Marco, Rafa y toda la banda de fuerza.com.

Lety, Memo, Salamanca, Mayito, Mañon, Alfred, los peluchochos, Angie, Heren y Abraham en el IEEM y hasta ahora;

Mis Maestros de la vida Arturo MY, David, mi amigo y jefe, mi maestro para lo bueno, Alger, crecí en su incubadora, Beto, apasionado de West wing, Lalo Velasco.

La banda de la otra vida, Vicky y Pepe, Diana y Joao, Alex y Flor, Barbara y Noé, File y Dulce, Blanquita, sus abuelos, sus hermanos, primas, primos y tías.

Mis jefes, Ramón Ojeda, Los hermanos Don Abel (qepd) y Don Emanuel Villicaña, Luis Videgaray, Liz Vilchis, Lalo Zarate y Aurelio Nuño.

Mis conagüitos, incluyendo a la arquitecta que construye destinos mi Mony querida, la nutrióloga de los libros y Uli, mi primer Godin de fishers price, mis teams de saop, propaem, la subse; mis amigos grandecitos, Don James, Gabriel, Fer y mi querido Pime.

Oli y Vale en todas sus versiones.

Lo que Harvard me dejó, Javi, Cris, Álvaro, Erika, Lalo, Adolfo, Fonseca, Rolando, Chema, Orta, el Gavilán y mi consentido, el Trino.

Los gemelos fantásticos, porque no son gemelos, pero como me acuerdo de una, cuando veo al otro.

Mis tías, tíos, primos y primas, mis sobrinas y sobrinos;

Los primos que son hermanos, Yiyo y Daniela González González, mis compadres Paco y Caro, mi carnal Vanegas, mis hermanos pequeños el Abuelo, Hebert, Mauricio, César, Phillipe; mis ahijados José, Santi, Alfredito y Paki.

La nueva banda timbiriche, Merche, Vianey, Miguel y Rubén y sus correspondientes tropas.

El permanente Vic Espinoza y mi querido Alex, el Fer, Julián, Carlitos y el largo etc. de los amigos que me heredó mi papá.

Mis hermanos, Manuel y Santiago, mis otros hermanos, Sotelo y Varela.

Creado por, Jaime y Vicky.

Producción, dirección, edición y solo principal, Gustavo Vázquez López.

Soundtrack disponible el iTunes.

Continuará…

Spoiler final:

Winter is coming.

Estándar