mafia, Netflix, series

MIÉRCOLES DE NETFLIX. OZARK

Los antihéroes han llegado para quedarse y para adueñarse de los personajes, horarios y temas principales de los contenidos de entretenimiento.

Siendo así, podemos no verlos evitando participar de una posible apología del delito y la falta de valores; o, podemos elegir uno que otro que no parezca tan malo y observarlo siempre como a un personaje de la ficción que pudiera ser cualquiera en el mundo real.

En lo personal, los Sopranos y Breaking Bad son, para mi gusto, grandes ejemplos de estos casos, se suman el Señor Ávila, Ray Donovan, Billions y las que no me gustan que explícitamente se refieren a los narcotraficantes como Escobar, Narcos, el Chapo, o el señor de los cielos.

En ese rubro del hombre de familia que es un delincuente que trata de educar a sus hijos y vivir el sueño americano aparece Ozark, ambientada en un lugar de recreo veraniego en donde un atribulado hombre financiero tiene que arrancar una serie de negocios para poder continuar su relación con los capos de la mafia para los que trabajaba y que lo tienen amenazado de muerte.

La trama es básica y en algunos casos como el capítulo 7, muy previsible, soportada en la presencia de las clases bajas de Estados Unidos, conocidos como “White trash” o “rednecks”, lo que da lugar a la lucha de clases; también se hace presente la homosexualidad y la sociopatía del personaje que representa a la autoridad y que resulta realmente detestable.

Durante el trayecto, podrán encontrar similitudes con Breaking Bad, incluso en el ritmo de la trama además de las características de algunos personajes; se entrelazan la infidelidad, la culpa, el auto rechazo, el cinismo, la honestidad brutal, y la descomposición de los modos sofisticados y llenos de rituales y señales del mundo de la mafia que ha pasado a ser más bien burdo.

 

MARATÓN. De plano, porque habrá capítulos que los dejen picados y otros que los harán enojar, pero si se enganchan le van a seguir.

Anuncios
Estándar
Sin categoría

VIRTUDES.

Siempre considero a las lecturas, por su utilidad, por la agilidad de mi comprensión y por el tamaño del contenido, valoro mucho cuando para cuestiones prácticas como el trabajo o la escuela, los materiales de lectura son breves y concisos, lo suficientemente sólidos y claros; por otro lado, aquellas lecturas que son para mi diversión, deben ser largas, entretenidas y con muchos elementos para recordar, adoro la mezcla entre la ficción y la realidad y los juegos de memoria posteriores; pero cuando se trata de una lectura para aprender, para tomar la lección o simplemente para aplicar en la vida, no hay nada mejor que las numeraciones o las viñetas; en todos los casos, participa siempre la razón, la concentración y el gusto.

Aquí un listado de la tercera categoría, proviene de un extracto del libro “Autobiografía de un hombre feliz” de Benjamin Franklin, se trata de 13 virtudes con un pequeño precepto a continuación. En palabras de Franklin, si nos sometemos al dominio y fortalecimiento de cada virtud, una a una, semana a semana, tendremos al pasar de un año, 4 veces completado el cuadro de fortalecimiento de ellas, desde luego que no todos somos Franklin ni a todos pudiera parecernos el orden que él le dio, en importancia, al dominio de las virtudes. El libro no llegó a mí por casualidad, si acaso más bien le hizo falta una dedicatoria, que se sustituyó en cada texto resaltado con marcador, en fin, una lectura breve, amena y muy didáctica, para quienes hemos tenido que aprender de las señales, los mensajes y  el ejemplo.

No es mi propuesta moral para nadie, es mi ejercicio cotidiano, por tratar de evitar ser todo lo malo que soy y por llegar a ser, todo lo bueno que creen que puedo llegar a ser, gracias.

 

  • Templanza: No comas hasta sentirte harto, ni bebas hasta la ebriedad.
  • Silencio: No hables más que aquello que pudiera beneficiar a otros o a ti mismo. Evita las conversaciones triviales.
  • Orden: Ten un lugar para cada una de tus pertenencias. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.
  • Resolución: Lleva a cabo lo que debes hacer. Haz sin falta todo a lo que te comprometas.
  • Frugalidad: No gastes más que en lo que les cause bien a otros o a ti mismo. No desperdicies nada.
  • Trabajo: No pierdas el tiempo. Ocúpate siempre en algo útil. Elimina todo acto innecesario.
  • Sinceridad: No lastimes a nadie con engaños. Piensa con inocencia y justicia. Si hablas, hazlo bajo estas premisas.
  • Justicia: No perjudiques a nadie haciéndole daño ni omitiendo lo que sea tu deber.
  • Moderación: Evita los extremos, no guardes resentimiento tanto tiempo como crees que otros lo merecen.
  • Limpieza: No toleres la falta de limpieza ni en el cuerpo, ni en la ropa, ni en la vivienda.
  • Serenidad: No te dejes alterar por nimiedades ni por accidentes comunes o inevitables.
  • Castidad: Recurre al acto sexual rara vez y esto por motivos de salud o descendencia, pero nunca hasta sentirte harto o débil, y sin que llegues a afectar tu propia paz o reputación ni la de otra persona.
  • Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates.

El libro está disponible en cualquier librería y se ha convertido en mi regalo predilecto para mis más queridos y admirados amigos.

Estándar
adolescentes, Netflix, Sin categoría

MIÉRCOLES DE NETFLIX. 13 REASONS WHY Y BIG MOUTH

A pesar de ser 2 series muy diferentes ambas son entretenidas y nos hacen reflexionar sobre la pubertad y la adolescencia, que aunque son producciones norteamericanas, las situaciones no son nada ajenas a las de los mexicanos.

En 13 reasons why parece que:

  • No existen los papás
  • Están contemplados todos los grupos étnicos
  • Se angustian por cosas simples pero que son su vida
  • Están ávidos de definir una personalidad
  • Puedes tener los mejores padres, la familia más funcional o no, no hay una fórmula perfecta para salir airoso de esa complicada edad.

Temas como el acoso escolar, la disfuncionalidad familiar, la homosexualidad, la sexualidad, el consumo de alcohol y drogas y el suicidio son la estructura de la historia.

PARA NO PERDER EL HILO.         Definitivamente si la ven en maratón se angustiarán y tendrán pesadillas, más vale ver uno o 2 capítulos a la semana.

OJO. A discreción compartir el contenido con adolescentes, si su hijo (a) ya la vieron o la están viendo, está usted obligada (o) a verla.

 

Big mouth es una locura, capaz de avergonzar o sonrojar al más desparpajado de los consumidores de humor y sátira animada gringa, los Simpson ya son cosa del pasado y ni padre de familia o Fis for family (original de Netflix), son tan irreverentes como Big Mouth.

Humor ácido y con una manera muy distinta de mostrar al “monstruo” hormonal de la pubertad, expone su visión de los “por qué”  del comportamiento de los pubertos protagonistas de esta serie que aunque no me lo crea, es una guía sencilla y sin complejos para entender a los adolescentes incipientes.

DE VEZ EN CUANDO.     Es realmente cargada, hasta para mis amigos los standuperos que viven de la sátira; véala como se tomaría un botella de un licor extraño y fuerte que le gusta pero que definitivamente hay que consumir con respeto.

 

Estándar
Sin categoría

MIÉRCOLES DE NETFLIX. GLOW

Estrenando dirección en hakunamatata.guru ha llegado también el momento de compartir mis recomendaciones y opiniones sobre los contenidos originales del gigante del Streaming NETFLIX.

Solo haré referencias a contenidos de mi agrado, por lo que la escala de calificación será:

DE VEZ EN CUANDO:                           RECOMENDABLE.

PARA NO PERDER EL HILO:              MUY RECOMENDABLE.

MARATÓN:                                      ALTAMENTE RECOMENDABLE.

Siendo así:

GLOW

 

USA.

Mezcla de euforia ochentera, tan socorrida en nuestros días, con un pegajoso y motivante soundtrack, con personajes fuertes, adorables, predecibles, detestables e impredecibles, todo en todos, sobrellevado por una trama sencilla que retrata de una época, mucho más de lo que se ve durante sus 10 capítulos, una sociedad y un mundo que se preparaban para la globalización, el triunfo del capitalismo, el fin de la guerra fría y el inicio de la guerra contra el terrorismo y la mayor era de crecimiento tecnológico y de entretenimiento jamás visto, sobreviniendo a la liberación femenina y a la interminable guerra contra las drogas iniciada por aquellos años.

Recomendable para mayores de 18 años, aunque creo que es material puro, para quienes andan de los medios treintas para arriba.

 

NIVEL: PARA NO PERDER EL HILO

MUY RECOMENDABLE

Estándar
Sin categoría

CARTA A LOS MILENIALS.

PARA: LOS MILENIALS.

DE: ALGUIEN QUÉ NACIÓ POCO ANTES QUE USTEDES.

El sismo de 1985 colapsó a la ciudad de México y transformó a sus habitantes, los capitalinos se volvieron anti sistema, vecinos de la sede de los poderes, fueron testigos presenciales de la impericia de un gobierno, absolutamente priista (federal y local) que resultó rebasado, agobiado e incapaz de articular los esfuerzos y las buenas intenciones de todos los involucrados, incluyendo la ayuda internacional.

Agraviada la ciudad y distanciado el país del residente de los pinos, el estadio azteca, como una sola voz gritó, abucheo y descalificó al Presidente durante la inauguración del mundial del futbol de 1986, era la voz del pueblo, en un pasaje de la historia que como muchos otros, se ha convertido más en leyenda que en historia oficial, pues el abucheo no fue transmitido por la tv nacional. (Click aquí para ver el abucheo)

 

En 1987 la “pasarela” de presidenciables del PRI consideraba al encargado de la ciudad, llamado en aquel entonces Jefe del Departamento del Distrito Federal, a los titulares de Gobernación, Educación, Energía, Minas e Industrias Paraestatales, al Procurador General de la República y al responsable de los presupuestos y su ejecución el ungido Carlos Salinas de Gortari, que se convirtió en el rostro del sistema, de la insensibilidad, del divorcio social del pueblo y el gobierno.

El resultado en la elección de 1988 fue funesto para el PRI, aunque el conteo oficial dio la victoria a Salinas, la capital del país había sido ganada por quien a la postre se convertiría en el primer gobernante de la ciudad electo democráticamente, Cuauhtémoc Cárdenas, hijo de uno de los emblemas del sistema, ex gobernador priista de Michoacán y líder de una importante disidencia del PRI. Muchos dicen que el verdadero ganador de esa elección fue Cárdenas, yo solo puedo afirmar el hecho de que en la ciudad Cárdenas ganó.

Desde ese momento y hasta 1997, año en que Cárdenas lo venció, el PRI perdió su fuerza en la propia sede de su cuartel general, en la misma ciudad donde habita y despacha el presidente, que había sido electo muchas veces como candidato del PRI.

De un lejano segundo lugar, el PRI en el año 2000, pasó al tercero y hoy es la cuarta fuerza política en la ciudad con una presencia apenas representativa en los órganos legislativos federales y local. El sismo del 85 sacudió a la ciudad, lejos quedó el partido del ánimo popular.

 

Hoy, tras otro sismo y con las elecciones local y federal en marcha – no olvidemos que el proceso electoral ha comenzado formalmente – los partidos políticos, todos, no caben en el ánimo popular, ni renunciando a sus prerrogativas ni presentando iniciativas legislativas que hoy parecen ocurrentes y no creativas y que, como se comprometió en 2012, pudo haber sido presentada desde aquellos días.

Estoy seguro que la elección del próximo año no está definida, pero si les puedo decir que ustedes harán que gane un ciudadano, hombre o mujer, será gobernante de una de las ciudades más grandes del mundo encabezando un movimiento social que transformará y evolucionará a la ciudad, los partidos políticos, mal como han quedado, se debatirán entre las delegaciones y la asamblea el modo de mantenerse vigentes en un sistema que está a punto de ser abordado por ciudadanos.

Gobernarán todos, colaborarán, harán de esta metrópoli un lugar moderno, tolerante, vanguardista, responsable y comprometido con el medio ambiente. Lo que vimos en las calles de la ciudad de México no es un despertar, no es una coincidencia, tampoco un movimiento orquestado, es la reacción natural de quienes fueron educados bajo distintas escalas de valores, hoy hay una gran conciencia de protección civil por ejemplo, no están para saberlo, pero una hora después del terremoto del 85 yo estaba entrando a la escuela y esa misma tarde los alumnos de una primaria vecina que sufrió afectaciones, tomaban clases en las aulas de mi primaria, inimaginable con las previsiones y la conciencia actuales.

La sociedad moderna de la capital sin los partidos políticos o a pesar de ellos, de mano con sus instituciones es la nueva evolución tras de otra sacudida.

FRATERNALMENTE

Gustavo Vázquez.

 

El autor de 39 años es mexiquense, militante del PRI, servidor público del gobierno federal, escribe la columna y el blog Hakuna Matata desde hace 13 años, observador, cinéfilo y aspirante a sociólogo autodidacta por el acuerdo 286.

simplemente@me.com

Estándar